Fichas. Strongyloides Stercoralis

Strongyloides Stercoralis

Dra. Eliana Scaramuzza
Jefe de Residentes Cátedra de Anatomía y Fisiología Patológicas. Universidad Nacional de Rosario.

Rotación por Sección el Hospital Posadas desde el 1 de Septiembre al 30 de noviembre del año 2008. Caso perteneciente a la Sección Citología, Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Nacional Prof. Dr. Alejandro Posadas.

Comentario:

Hallazgo de larvas de Strongyloides Stercoralis en Lavado Bronquiolo Alveolar de un varón con serología positiva para HIV. La muestra contenía además de las larvas, Neumocystis Jiroveci.

Se describe por primera vez en Francia, por el Dr. Louis Normand, al reconocer un gusano en la materia fecal de los soldados que regresaron de la Guerra de Vietnam. Inicialmente el parásito recibió el nombre de Anguilla Stercolaris.

Ciclo de vida:

Presenta varios estadios: hembra adulto, larva rabditiforme, larva filariforme y adultos hembras y machos de vida libre.

La hembra adulta normalmente vive en el duodeno y yeyuno, ubicada entre los enterocitos, por lo que normalmente no se detecta en los exámenes de materia fecal.

En el ser humano no se identifica parásitos machos y la hembra se reproduce por partenogénesis, los huevos se ubican entre los tejidos y dan origen a la larva rabditiforme (no es posible recuperar huevos en la materia fecal, salvo en diarreas severas). Cuando las larvas salen a la luz intestinal, se transforman en larvas filariformes. Esta última es muy móvil y es capaz de invadir al ser humano y puede sobrevivir en el mundo exterior hasta dos semanas.

La infección se adquiere por vía cutánea. Habitualmente la larva alcanza el tejido celular subcutáneo y va a un capilar venoso, llegando desde allí a los pulmones. En el pulmón rompe la pared alveolar para ascender por los bronquios hasta la tráquea, laringe y faringe. Luego es deglutida y alcanza el intestino delgado.

Formas clínicas:

Hasta un tercio de los pacientes son asintomáticos.

Hallazgos dermatológicos:
Erupciones urticarianas (salpullido serpentiginoso)

Hallazgos gastroenterológicos:
Dolor abdominal epigástrico. Dolores cólicos en hemiabdomen superior, diarrea intermitente y sensación de distensión abdominal. Sangre oculta en materia fecal.

Hallazgos pulmonares:
Puede producir tos, sibilancias, hemóptisis, e infiltrados bilaterales en las RX. Puede causar el Síndrome de Loeffler.

Durante la hiperinfección, los síntomas se intensifican, aumenta los cuadros diarreicos, las náuseas y vómitos.

Strongyloidosis diseminada:

Las larvas se desarrollan en los diferentes órganos y tejidos, ocasionando falla respiratoria aguda, Síndrome de Distrés Respiratorio, Enfermedad Pulmonar Restrictiva. El paciente puede fallecer por Shock Séptico, septicemia o la falla respiratoria.

Diagnóstico:

Visualización directa del parásito. Coprocultivo con métodos de concentración específica, serología con ELISA, endoscopía con toma biópsica.

En el caso que presentamos las larvas fueron vistas en un lavado bronquioloalveolar y la infección no había sido sospechada clínicamente.

Imágenes:

Strongyloides Stercolaris  Strongyloides Stercolaris

Bibliografía:

Tratado de Medicina Interna. Farreras – Rozman. Decimocuarta Edición. Ed. Harcourt
Compendio de Microbiologia Médica. José García Rodriguez. Juan Picazo. ED Harcout Brace. 1999
Princípios de Medicina Interna. Harrison. Decimocuarta edición. Ed. Mc Graw Hill

Abrir chat
1
Hola 👋
¿Tiene alguna consulta?